El primer preinforme de la Comisión Lava Jato, al que Perú21 tuvo acceso, da cuenta de los presuntos actos de corrupción en la concesión y construcción del hospital Antonio Lorena, de la región Cusco y establece responsabilidad penal para la ex primera dama Nadine Heredia, junto a siete personas más, y recomienda al Ministerio Público iniciar una investigación en su contra.

¿Por qué? Las conclusiones del documento se basan en la reunión que sostuvo la esposa del ex presidente Ollanta Humala con Valfredo de Assis, ex representante de la empresa brasileña OAS en Perú, el 12 de enero de 2010, tal como indica una anotación de una de sus agendas personales.

Este encuentro habría servido para que Heredia actúe como intermediaria en la licitación del hospital en Cusco, cuyo presidente regional era Jorge Acurio, militante del Partido Nacionalista (PN), a cambio de S/ 4.75 millones –como coima– que luego sería usado en la campaña presidencial del nacionalismo en 2011.

Los delitos por los que Heredia debe ser investigada, según el preinforme, son tráfico de influencias, colusión, malversación, lavado de activos y falsedad ideológica.

CRUCE DE INFORMACIÓN 
La Comisión Lava Jato, que preside la congresista Rosa Bartra, de Fuerza Popular (FP), llega a esta conclusión después de interrogar a Martín Belaunde Lossio , ex asesor de Humala, el 5 de junio de 2017 en el Penal Ancón I, quien reveló que la ex primera dama participó de la licitación: “Si usted me pregunta por OAS y el hospital Lorena, y si la señora Nadine tuvo injerencia, le digo que sí”.

Tampoco descartan que el pago de la coima fuera a través de contratos ficticios, como fue el caso de Rocío Calderón, amiga de Heredia, quien –según el preinforme– ya había recibido aportes para la ex primera dama, en 2005, de parte del gobierno de Venezuela.

Calderón acudió a la sesión de Lava Jato el 15 de mayo de 2017 y reconoció que durante el 2010 –año que Heredia tuvo su primer contacto con OAS– fue contratada por la empresa brasileña, para estar a cargo de sus procesos de selección, por US$ 10 mil mensuales.

Sin embargo, nunca sustentó con documentos, a pesar que la presidencia de la comisión se lo solicitó, los procesos en los qué participó.

Asimismo, la comisión hizo un cruce de información con las declaraciones de Calderón y encontró inconsistencias; como que OAS, según el portal web del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE), no realizó ningún proceso de selección durante 2010, sino en 2011.

Por lo tanto, el preinforme concluye que no sería razonable que la empresa brasileña haya destinado el pago mensual de US$ 10 mil a una persona para un ejercicio que no se llevó a cabo e interpreta que dicho dinero fue parte de la coima que recibió Heredia por la licitación del mencionado nosocomio cusqueño.

De otro lado, el 12 de junio de 2017, la ex primera dama acudió a la comisión y se rehusó a responder por los nombres aparecidos en una de sus agendas: Joao Piñeiro, ex presidente de OAS, y Valfredo de Assis, ex representante de la empresa brasileña en el Perú.

Cabe anotar que fue con este último con quien Heredia se reunió en enero de 2012.

El preinforme de la Comisión Lava Jato también hace hincapié en que los S/ 4,75 millones que habría recibido Heredia, no figuran en los aportes de campaña presentados por el PN ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), en 2011, lo que supone que se quiso ocultar su procedencia.

LOS OTROS IMPLICADOS
El preinforme, que será debatido mañana por los integrantes de laComisión Lava Jato, también recomienda al Ministerio Público que investigue penalmente al ex presidente regional de Cusco, Jorge Acurio(hoy detenido).

Asimismo, piden investigar al actual gobernador de la región, Edwin Licona, por omisión de deberes funcionales al admitir en una sesión que el expediente técnico del hospital Lorena había desaparecido y que desconocía lo realizado por la gestión de su predecesor.

Los otros personajes son Leonardo Fracassi, representante legal del Consorcio Salud Lorena; Jesús Abugattás, representante legal de la supervisora CESEL; Juan Paredes, ex gerente regional del gobierno de Cusco.

Además, se incluyen los nombres de Javier Huisa, en su calidad de director de la Oficina de Supervisión, Liquidación y Transferencia de Proyectos de Inversión; y de René Concha, ex presidente regional de Cusco.