Kehinde Omosebi le dijo a la policía que la familia comenzó el ayuno de 40 días el 19 de julio, solo bebiendo agua para recibir las bendiciones de Dios.

Una pareja de Wisconsin cuyo hijo de 15 años murió después de que lo obligaron a unirse a un ayuno de 40 días en busca de una bendición de Dios ahora podría pasar los próximos 25 años en prisión por su negligencia.

El Departamento de Policía de Reedsburg  en Wisconsin dijo en un comunicado que Kehinde S. Omosebi, de 49 años, entró al departamento alrededor de las 4:00 pm del domingo para informar sobre la muerte de su hijo, Ayanfe O.

Cuando la policía llegó a la casa de la familia, que estaba cerrada con un candado, encontraron el cadáver demacrado de Ayanfe. Su hermano de 11 años que también estaba demacrado fue encontrado vivo junto con su madre Titilayno A. Omosebi, de 48 años.

Una queja criminal citada por WMTV  dijo que la casa de la pareja no tenía comida y solo tenía un dormitorio con una cama y otra habitación con cuatro sillas de metal colocadas en forma cuadrada.

Kehinde Omosebi le dijo a la policía que la familia comenzó el ayuno de 40 días el 19 de julio, solo bebiendo agua para que pudieran recibir bendiciones de Dios y mudarse a Atlanta.